Categorías
Los PCs de Órbita Retro

Cómo conseguí Mi primer PC (25 años después)

En el capítulo anterior de este relato, os hablé de cuál fué mi primer PC, un “clónico” con procesador intel Pentium a 75 Mhz. ¡Si aún no lo has leído te animo a que lo hagas! Enlace a la Parte I. Ya te advierto antes de nada, que en la historia están “implicados” dos Youtubers famosos, varios teleoperadores, viajes bajo tierra y un par de personas anónima que se merecen un aplauso. Te invito a que navegues conmigo a lo largo del tiempo y el espacio en esta particular “Odisea Retro”.

Tras años de idas y venidas, de conexión y desconexión con el mundo de la informática, me meto de lleno en la reconstrucción de ordenadores, el principal objetivo de “Órbita Retro”. En el año 2018, y tras una etapa en la que me había interesado por las videoconsolas clásicas, llegan a mí dos PC que serían los primeros de muchos: un Pentium II y un pentium III maltratados por el tiempo, que vendía una tienda dedicada a la caridad.

Ahí volvería a topar con los retos de los 90: instalar los controladores de Windows 98 sin que saltara la pantalla de error, tratar de no confundir la posición correcta de los dispositivos en los cables IDE, limpiar toneladas de polvo…

Uno de esos dos ordenadores no tuvo especial trascendencia, pero al segundo de ellos, decidí convertirlo en algo parecido a “Mi segundo PC”, un pentium III que conseguí ampliar con una aceleradora 3DFX Voodoo 3. Podríamos decir que sin saberlo, había reconstruido “el Primer PC gamer” de un Youtuber muy conocido. Decir que a pesar de que le puse cariño, a día de hoy hubiera hecho un montaje más cuidado. Supongo que al no ser exactamente “mi PC”, no tuve problema en deshacerme de él. Aún así, me alegré mucho de que cayera en buenas manos: ¿Quieres ver de quién era ese primer PC gaming?

Fíjate bién en el PC de la derecha… Hoy es propiedad de un tal Nate

Al poco, topé por casualidad en una tienda que vende principalmente muebles de segunda mano un ordenador con un 386 en su interior, ¡Menuda suerte la mía! Ahí me metí de lleno en otros retos: la instalación de una unidad de CD-Rom de cuádruple velocidad, la configuración de controladores residentes en Ms-Dos 6, la limpieza y engrasado de los mecanismos de las disqueteras, etc.

El ordenador muy bonito, ¡Pero menudo desorden!

Mucho ha llovido desde aquél entonces: muchos recuerdos que van aflorando en el contacto con estos aparatos tan curiosos. Verdaderamente, puedo afirmar que nada iguala a la experiencia de jugar a los juegos de los 80 y los 90 utilizando el hardware original. Desde 2018, es probable que haya montado más de cincuenta ordenadores Retro, todos ellos con el mismo cariño que si lo hiciera para mí, tratando de cuidar todos los detalles.

Llegamos así al año 2020, ¡Con la fiebre por los Ordenadores Retro en pleno auge! ¡Ya era hora!, los aficionados a las consolas llevan un puñado de años de ventaja en tratando de rescatar y preservar el hardware Retro.

Un día cualquiera, mientras buceaba por la red ende busca de una torre para hacer un montaje con un Pentium iii, topé con la torre exacta del que fué “mi segundo PC” (ya os hablaré de él en otro momento). Procedí a contactar con el poseedor de semejante aparato, pero muy a mi pesar, el ordenador se encontraba a unos 400 Km de mi, y el vendedor no quería hacer envíos, así que desistí (después de un par de intentos al cabo de unos meses). Ahí se empezo a gestar la idea, que volvería de forma recurrente a mi cabeza: Conseguir montar el que fuera mi primer PC.

¿Y cómo sería mi primer PC? Más allá de saber que tenía un Pentium 75 y originalmente 8Mb de memoria Ram, y que al final de su vida útil hubo un intento fallido de rescatarlo con la adición de una aceleradora 3D…

Una de las primeras pistas, aparecería de forma muy curiosa en un párking subterráneo en la capital unos años atrás. Si, has oído bién. En una visita a Madrid, me metí por pura curiosidad en Wallapop (Puedes ver mi perfil) Ahí ví un anuncio que llamó mi atención: por un precio interesante, vendían una placa con procesador pentium 1 y memoria Ram.

Procedí a contactar con el vendedor, diciéndole que estaba de paso, y que iría a comer a un famoso restaurante Chino subterráneo que hace poco tuvo que cerrar y no sabía si tendría la oportunidad de encontrar un momento para poder hacer la compra. Sin más, fui a disfrutar de una visita al templo de Debod (¡Eso sí que es Retro!) y luego, a disfrutar de una comida después de hacer cola en un párking cualquiera.

Toda una tragedia que tuviera que cerrar…

Después de una sopa de noodles, entre el bullicio de platos yendo y viniendo, algo llama mi atención: Alguien estaba moviéndose entre mesa y mesa con un sobre gigante ataviado con un abrigo largo en el interior de un pequeño restaurante que más bién parecía una sauna del inframundo. Conforme ese ser se acercaba pude entender lo que decía, ¡iba de mesa en mesa preguntando por mí! Tan pronto pude reaccionar y acabar de tragar el bocado del dumpling, tenía delante a semejante personaje, así que respondí ¡Ese soy yo!

Sin más conversación a la inicial unas horas antes; el vendedor de Wallapop había deducido que ese sería el lugar donde iría a comer y al no escribirle más (en el subterráneo no había cobertura), decidió personarse ahí y probar suerte. ¡Todo un gesto por su parte!

La placa de mi primer PC, encontrada “bajo tierra”

Esa placa “tenía algo”. El destino había querido que llegara a mis manos por algo: cuando pude observarla con detenimiento, incluso hojear su manual de instrucciones, el cual el vendedor cometió el acierto de guardar, una imagen vino a mi mente: ¡Esa placa con chipset SIS 5501 era clavada al que fué “mi primer PC”!

Por desgracia, la placa no funcionaba, encendía y al momento “se colgaba”. Tuvo que pasar más de un año para que me decidiera a repararla: después de cambiar los condensadores, seguía igual. Me había llamado la atención una referencia escrita a bolígrafo en una de las páginas del manual de instrucciones: AS2830AU, un transistor, así que decidí probar suerte, buscar el componente en cuestión en la placa y buscar un reemplazo. Grata sorpresa la mía cuando después de soldar con facilidad esas tres patas, ¡la placa funcionaba a la perfección con total estabilidad!

Y cuando algo termina, empieza lo siguiente: la búsqueda de la torre, una tarea que si bien no era necesaria, podía ser el colofón final al que podía ser la experiencia de volver a tener de nuevo “Mi Primer PC”. Decidí empezar a buscar por la prensa especializada de la época. Sabía la marca y la fecha en la que se compró. Busqué en archivos con revistas escaneadas, pero no hubo suerte así que probé suerte con Google imágenes: “Tay Pentium 75” me ofreció un resultado interesante: Un recorte del periódico ABC donde debajo de la visita de Fidel Castro a la “China Popular” venía un anuncio que podía concordar con el ordenador que buscaba.

Pues no sé que decirte, yo ahí no veo nada…

¡Parece que por fin había algo de luz al final del túnel de la incesante búsqueda en el ciberespacio de los 90! Ni corto ni perezoso, decidí dar un paso más hacia mi objetivo. Escribí al servicio de atención al cliente de Beep, que a día de hoy sigue existiendo, explicando mi particular aventura, mandándoles el recorte de periódico y contándoles que me gustaría saber si por algún casual, tienen los catálogos de la tienda en navidades del ’95.

Pasaron unos días hasta que recibí una respuesta, pidiendo más detalles de para qué quería esa información y que “tratarían de mirarlo”, una de esas respuestas tan ambiguas que esperas no recibir. Pero sí, parece que aún hay esperanza para la especie humana: esa persona detrás del correo, sabiendo que no sacaría ningún beneficio de la tarea que le pedía, decidió hacerlo, ¡Y obtuvo resultados! Aquí tenéis lo que me mandó:

¡Ese es! En la parte superior izquierda, “mi primer PC”

Tuve que mirar la imagen un par de veces, pero un detalle captó mi atención: el botón rectangular de encendido, algo poco habitual y que no he vuelto a ver en los otros PC Retro que he ido viendo en estos años. Y ahí entra en acción la comunidad de suscriptores del que es mi canal de Youtube en lengua española favorito: TuberViejuner Un canal dedicado al Retro, con contenido de calidad y único, y con especial dedicación al montaje de ordenadores Retro elegidos con gran pericia.

¿Te interesan los PC Retro y no lo conoces aún? Lo dudo

Se me ocurrió preguntar entre la comunidad del Youtuber si alguien había visto por algún sitio la torre en la que iba montada el codiciado PC al que dedicamos este relato. ¿Te imaginas lo que pasó a continuación? Pues sigue leyendo…

Ruido de grillos

Después de unas horas, abandoné toda esperanza de que alguien me contestara, puesto que la comunidad es muy activa y un mensaje puede quedar sepultado por otros en cuestión de minutos. ¡Lo que menos me podía imaginar era que sería el propio TuberViejuner quién me respondería!, y no sólo había visto esa torre, sino que aún la conservaba de uno de sus primeros trabajos como administrador de redes, y aún hay más: ¡No parecía tener ningún reparo en que me hiciera con ella!

Un sueño hecho realidad. 25 años después, Mi primer PC, ¡Ha vuelto!

La emoción de volver a encender ese ordenador que me había acompañado en mi adolescencia, sigue siendo inigualable. Y así fué como me dí cuenta que esa experiencia no tiene precio. Y decidí actuar en consecuencia: que con todo el material y conocimiento acumulado durante estos años podía ayudar a gente como tú a vivir una experiencia similar y única.

Órbita Retro nace de esa emoción y está aquí para ayudarte a que puedas disfrutar algo similar sin tener que pasar por todas las complicaciones y quebraderos de cabeza por los que pasé. Si quieres que te ayudemos a montar el PC Retro ideal para tí, ¡no dudes en escribirnos a orbitaretro@gmail.com o mediante el formulario en la página principal! También en la página principal dispones de enlace a nuestro perfil en eBay donde tenemos algo del material del que disponemos y nuestro perfil de Wallapop.

En otra ocasión te contaré más detalles de lo que ocurrió con ese y otros muchos ordenadores Retro que harían las delicias de cualquier aficionado a la informática clásica. También aprovecho para decirte que TuberViejuner ha conseguido también la hazaña de recuperar su primer PC, te dejo enlace al vídeo. (no tiene desperdicio)

¡TuberViejuner lo ha conseguido!

Una respuesta a «Cómo conseguí Mi primer PC (25 años después)»